¿Cuidar es un trabajo? (columna semanal nro. 13)

Cuidarnos es una labor que los seres humanos realizamos a diario. Cuidamos de los más pequeños y las más pequeñas, de los abuelos y las abuelas y también de las personas de nuestra familia que ocasional o de manera permanente tienen alguna necesidad especial, diversidad o discapacidad. Pero ¿todos los miembros de la familia asumimos esa tarea? La respuesta es no. Este trabajo tan necesario para el sostenimiento de la especie humana la realiza fundamentalmente una parte de la sociedad: las mujeres.

Siendo así, nos encontramos ante una desigualdad. Su origen se encuentra en el patriarcado, sistema de valores machistas que destinó a los hombres las actividades “productivas”, es decir, el trabajo en la calle y remunerado; y a las mujeres, las reproductivas, que incluyen garantizar el nacimiento y el cuidado de la vida.

Como señala Alba Carosio, el capitalismo para su sostenimiento se aprovecha de este esfuerzo físico, psicológico y emocional que las mujeres realizan silenciosamente en el hogar, sin reconocimiento público, sin remuneración ni valoración social. Las mujeres de los sectores populares empobrecidos, además de ser las que realizan el trabajo de cuidados en su núcleo familiar, también son las que, buscando ganar ingresos económicos, ejercen en condiciones de explotación el cuidado de las personas de sectores económicamente privilegiados.

Hay un trabajo de cuidados que es aún más invisible y no menos complejo: el cuidado de las personas con menores posibilidades de autonomía, como aquellas que tienen alguna discapacidad intelectual importante: autismo, retardo mental severo, parálisis cerebral, entre otros. En estos casos, desde las actividades como moverse, ir al baño, vestirse y comer, requieren del apoyo de terceros, a veces las 24 horas del día.

Esta labor es mucho más demandante de tiempo, esfuerzo físico y psicológico por parte de quien cuida. Nuestra realidad nos indica que son sobretodo las madres de las personas con discapacidades intelectuales quienes la asumen, la mayoría de las veces solas, y terminan sobrecargadas, con altos niveles de desgaste físico y afectación emocional. Estas mujeres se ven privadas de la realización de otro tipo de actividades como las recreativas, educativas y laborales, es decir, de una vida plena.

No se trata de que las asumamos como heroínas a las cuales alabar, sino como mujeres que merecen una vida con equidad. Por ello la importancia de que el cuidado de nuestros seres queridos se asuma como una labor de toda la familia, con participación de la comunidad y apoyo del Estado.

Para que una persona con discapacidad intelectual reciba una atención integral, requiere que más de un miembro de la familia contribuya. Se trata de ocuparse del cuidado personal en los casos que lo requiera, pero también incentivar el desarrollo de sus potencialidades a través de una rutina diaria y de la realización de actividades recreativas, lúdicas y terapéuticas sencillas, pero de mucha importancia.

Recordemos que todos y todas podemos requerir en algún momento ser cuidados; no estamos exentos de los cambios físicos y psicológicos propios de la vejez, ni de adquirir alguna discapacidad a lo largo de nuestra vida. Todas y todos los integrantes de la familia pueden apoyarse para cuidar a quien más lo requiera y desde pequeñas tareas cotidianas. Igualmente la comunidad puede incorporarse, al no dar la espalda, sino ofrecer los recursos disponibles en ella.

MARYURI GONZÁLEZ

Lea este artículo en la página web de Ciudad CCS

Anuncios

1 comentario en “¿Cuidar es un trabajo? (columna semanal nro. 13)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s